sábado, julio 21, 2012

Absuelto de violar a una prostituta

El Ministerio Fiscal reclamó que el acusado fuese condenado a once años de prisión y a indemnizar a la mujer con 12.200 euros

Los hechos denunciados por la chica tuvieron lugar hace poco más de dos años en un paraje cercano a la carretera de Castellar

Sus iniciales:J. G. A. Edad:49 años. Fue juzgado el 11 de julio:la fiscal lo acusaba de violar a una prostituta que trabajaba en la carretera de Castellar y pedía que fuese condenado a once años de prisión.

Mas el tribunal de la sección tercera de la Audiencia Provincial ha absuelto al procesado. No hay pruebas de la agresión sexual, señala. La única que había, la declaración de la víctima, se disipó porque se había disipado el rastro de la chica. No compareció en el juicio.

Los hechos denunciados ocurrieron (se iniciaron) hace poco más de dos años, en julio del 2010. Según el relato fiscal, a la 1.30 de la tarde del 3 de julio el acusado se aproximó a la mujer, que ejercía la prostitución en el kilómetro 19,500 de la C-1415a, la carretera de Castellar. Cliente y prostituta acordaron un servicio sexual a cambio de dinero. Para eso estaban allí. Según la acusación pública, la mujer subió al coche del inculpado.

Ambos se pusieron en el asiento trasero. Pero el sujeto sacó un cuchillo de unos veinticinco centímetros de hoja, según la fiscal, y espetó a la chica:“oye, putita de mierda, a mí me gusta el sexo gratis”, y dejó claro que le gustaba que le hicieran una felación “sin goma”. Presuntamente, le puso el cuchillo en la nuca y la obligó a hacerle la felación. Y cada vez que ella paraba, el acusado la amenazaba:“puta de mierda, sigue, no ves que tengo el cuchillo en tu cuello, te lo voy a cortar”. Cuando acabó, la mujer intentó bajarse del vehículo, pero el hombre le gritó que a dónde iba, pues aún no había terminado con ella. Y la chica propinó un cabezazo al individuo y se zafó de él.

Hubo más, señaló la fiscal. A las 7.20 de la tarde del 24 de julio, el acusado se acercó de nuevo a la joven en la carretera. Ella lo vio, lo reconoció, cogió su teléfono móvil y le hizo dos fotos. El hombre, para atemorizarla, la insultó y la amenazó con esta frase:“oye, puta de mierda, no hagas ninguna tontería, que no hecho nada, si haces algo vuelvo y te arranco la cabeza”.

alejamiento

Ése fue el relato de hechos mantenido por el Ministerio Público antes y durante el juicio. Y ese relato fue el sustento de la calificación de los hechos. Según la fiscal, el acusado era autor de un delito de agresión sexual, por el que reclamaba una pena de nueve años de prisión;de una falta de lesiones (la víctima sufrió eritemas en el cuello), por la que demandaba una multa de novecientos euros, y de un delito de amenazas condicionales, que debía ser castigado con dos años de cárcel. Además, la Fiscalía solicitó

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada