martes, julio 17, 2012

El ecoparque tratará también residuos orgánicos para garantizar su viabilidad

El objetivo, que el precio del tratamiento suba a 68 euros por tonelada

La Generalitat media para que el Vallès Oriental  y el Bages usen la planta

Meses antes de que la tarifa del Centre de Tractament de Residuos (CTR) de Coll Cardús se dispare, el Consorci per a la Gestió de Residus del Vallès Occidental afina el bisturí para que su plan de viabilidad de la planta  salga adelante y los municipios vallesanos no vean dispararse la factura de la basura. La comarca  quiere evitar que en enero se apliquen las tarifas pactadas con la UTE que gestiona el ecoparque. Según ese acuerdo, el próximo año cada tonelada de la fracción resto que se envíe a la planta pagará 68 euros, dos euros más que hasta ahora.


Los gestores ya han dejado claro que los precios sólo se congelarán si se garantiza la viabilidad de la planta, cuya explotación corresponde a los municipios de la zona. “Somos conscientes de ello y creemos que una de las soluciones pasa porque la CTR pueda tratar también el excedente de residuo orgánico que produce la comarca”, explica Joan Carles Sánchez, presidente del Consorci per a la Gestió de Residus del Vallès Occidental. 


En este momento la fracción orgánica que genera la comarca se trata en planta de Can Barba, que tiene una capacidad para 20 mil toneladas. El Vallès produce unas 25 mil toneladas anuales y el excedente, entre 4 y 5 toneladas,  se lleva a tratar al Area Metropolitana. 


técnicamente resuelto


El Consorci propone enviar esos residuos a la CTR, que dispone de una fosa  que no utiliza y una línea de pretratamiento  con capacidad para tratar la orgánica. El Vallès debería construir una segunda planta para completar el trabajo de Can Barba, pero la comarca no genera en este momento suficiente residuo orgánico y la coyuntura tampoco aconseja afrontar esa nueva inversión, comentan fuentes comarcales. 


El envío de la materia orgánica a la CTR abriría una nueva  línea de negocio en la planta, que recibe 150 mil toneladas de fracción resto al año y necesita una cantidad mayor para ser rentable. Para equilibrar costes, el equipamiento debe superar el 80 por ciento de su capacidad.


La viabilidad del ecoparque lleva meses sobe la mesa de trabajo tanto del Consell Comarcal como de la Agència de Residus de Catalunya, con la que trabaja codo a codo. El Vallès apuesta también por convertir la CTR en una planta  intercomarcal, que acoja residuos procedentes de otros territorios como el  Bages y el Vallès Oriental. La coyuntura económica, sin embargo, está dificultando el acuerdo. 


Los municipios del Bages no tratan su basura, que acaba en el vertedero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada