martes, julio 17, 2012

La fiesta nocturna del comercio reunió a mil personas

Viladecavalls

Había expectación en Viladecavalls por conocer el desarrollo de la Open Night, la primera fiesta comercial en horario nocturno de la historia del municipio. Y los resultados no dejaron lugar para la duda: más de un millar de personas, según confirmaron fuentes de la organización, desfilaron la noche del viernes por las calles más céntricas de la localidad. La primera edición de la Open Night se convirtió en un éxito rotundo, gracias a la enorme afluencia de público que obtuvo durante todas las franjas horarias. Desde la siete de la tarde hasta la una de la madrugada, el entorno del Ayuntamiento (calle de Antoni Soler i Hospital y la plaza de la Vila) ofreció su cara más lúdica y animada, pero sobre todo, supuso un importante impulso para los establecimientos de la zona, que están notando cada día más los devastadores efectos de la crisis. 


IDEAS PARA EL FUTURO


“La iniciativa se ha convertido en un éxito rotundo, y no sólo tiene visos de consolidarse, sino que nos ha permitido adoptar ideas para la próxima feria comercial, que suele tener lugar durante el mes de octubre”, explicó Dolors Salmerón, presidenta de la Associació Viladecavalls Comerç Centre, que aunque adelantó que aún no se ha celebrado la reunión para hacer las primeras valoraciones sobre el proyecto, sí que manifestó su satisfacción y su agradecimiento, tanto hacia los comerciantes que han tomado parte de la iniciativa como hacia los vecinos que llenaron las calles, “porque casi todos eran del pueblo”, declaró.


Finalmente fueron dos los comerciantes que causaron baja de la lista inicial, pero se a última hora se sumó uno que no estaba inscrito, por lo que las previsiones apenas fueron modificadas: doce paradas y cuatro establecimientos de hostelería conformaron el tejido comercial que salió a la calle el viernes por la noche. 


apéndice de fiesta mayor


Con una ausencia casi absoluta de incidentes (tan sólo un pequeño episodio con el suministro eléctrico, que resultó casi imperceptible, y una ligera descoordinación horaria a la hora de comenzar con la jornada), desde la organización destacaron el carácter lúdico de la propuesta, que casi supuso una prolongación de la recién concluida fiesta mayor. 


Una de las claves del éxito de la propuesta ha sido el amplio abanico de actividades contratadas, dirigidas a públicos de todas las edades. Música, fuego, bailes y espectáculos infantiles coparon las seis horas de iniciativa. Algunas de estas prácticas se pondrán en marcha en la convocatoria del mes de octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada