sábado, julio 21, 2012

El Gobierno altera la vida del ciudadano sin hablar con él, mintiéndole y con desprecio

ICV Terrassa ofreció ayer una rueda de prensa para valorar las medidas adoptadas por el Gobierno Central y su impacto sobre la ciudadanía y los municipios. Además también aprovechó para dar a conocer las iniciativas institucionales y políticas que está impulsando al respecto.

El primer turno fue para Làia Ortiz, quien empezó explicando el motivo del acto. “El impacto de estas medidas hace necesario explicar las políticas que ha adoptado el Gobierno y también las alternativas que desde ICV proponemos. Nosotros el jueves no participamos en la votación porque la creímos ilegitima. Los decretos modificados ayer son especialmente relevantes porque modifican más de 30 leyes. Tienen un impacto tremendo en los derechos laborales y en las competencias de las autonomías y declaran la guerra al sector público. Están alterando la vida de los ciudadanos sin hablar con ellos,  con autoritarismo, escondiéndose y mintiendo, con clara actitud de desprecio, el mismo Rajoy no asistió al debate más importante de los últimos tiempos”.

LOS RECORTES
La diputada explicó los ajustes más relevantes en política social, como son la reducción de las cotizaciones de la seguridad social (que afecta directamente a las pensiones), la expulsión de los colectivos de reinserción y la reducción de las prestaciones de paro.

También afirmó que se ha “declarado la guerra al sector público. Primeramente, a los funcionarios se les reduce un 7 por ciento su renta, añadido a las reducciones que ya se les habían aplicado. Y además se les criminaliza por quejarse. En segundo lugar, se privatizan los servicios públicos ferroviarios y aeroportuarios y también se suprime la ley de dependencia”. Y afirmó que el aumento de impuestos afecta sobretodo a los trabajadores, con lo que queda claro que “dejan claras sus prioridades”.

LA protesta continúa  

Làia Ortiz no quiso terminar sin dejar claro su mensaje: “Estas medidas son un Golpe de Estado. Desde ICV queremos proponer alternativas. Defenderemos los servicios públicos y los derechos de los ciudadanos. Porque las movilizaciones de ayer son una muestra de la ilegitimidad del debate del jueves. Un gobierno no puede mandar de espaldas a los ciudadanos”.
 
Por su parte, la Presidenta de ICV Terrassa, Fabiola Gil, valoró muy positivamente la respuesta de la ciudadanía afirmando que las políticas sociales están retrocediendo y esto es algo que no se puede consentir. “Haremos batalla al lado de las fuerzas políticas que el jueves estaban en la calle, al lado de la sociedad civil y pediremos un referéndum y sobretodo la dimisión del gobierno, porque si no saben hacer bien su trabajo, que se vayan”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada