miércoles, julio 04, 2012

Un vecino de Can Palet lleva once días de protesta para reclamar la dación en pago

La entidad afirma que está estudiando el expediente 

Elvis Pincay lleva ya once días apostado frente a Catalunya Caixa, en la calle de Colom, para exigir una solución a sus problemas hipotecarios. En paro y sin cobrar ningún tipo de subsidio, lleva varios meses tratando que la entidad bancaria acepte la dación en pago de su vivienda, de manera que pueda entregar su piso (cuya hipoteca ya no puede pagar) y liberarse de la deuda.  
Como si fuese un trabajador más, Elvis llega cada día a las ocho de la mañana a la oficina de la calle de Colom, 318 de Catalunya Caixa, donde se queda hasta las dos del mediodía. Acompañado, a veces por amigos y familiares, y siempre de varias pancartas reivindicativas, este terrassense de adopción (llegó desde Ecuador hace trece años) trata de que la entidad no olvide su caso.

1.250 euros al mes
En 2006, se compró un piso en Can Palet, para el que solicitó una hipoteca de 240 mil euros (el 100% del valor del inmueble). Hasta principios de este año, él y su mujer, que están a punto de tener un hijo, pagaban regularmente las cuotas, que ahora son de 1.250 euros pero que llegaron a ascender a 1.400 euros. En 2011 decidió capitalizar el paro para montar un pequeña empresa de limpieza, pero la actividad apenas duró un año.

En enero, cuando su mujer y él dejaron de percibir ayuda alguna, inició  los contactos con Catalunya Caixa para pedir la dación. Poco después se ha enterado de que su deuda ha sido integrada en un fondo de  inversión (FonCat), que forma parte del grupo de la entidad catalana. Elvis  que se siente “engañado” porque nunca dio su consentimiento, asegura que esta operación ha supuesto un nuevo impedimento a las negociaciones que había iniciado con el banco. Desde Catalunya Caixa, sin embargo, afirman que la venta de la deuda a un fondo de inversión no modifica las condiciones del contrato, por lo que sigue siendo esta entidad la interlocutora y con la concesionaria del préstamo.

Elvis no tiene intención de levantar la acampada hasta que le den una solución: “No pienso moverme de aquí hasta que pueda negociar la dación en pago”. Se ha planteado volver a su país, pero no quiere hacerlo hasta que consiga deshacerse de la deuda porque parte de su familia también está implicada en su problema: “Mi hermano y mi cuñada me avalaron. También lucho por ellos, porque no puedo dejarles hipotecados de por vida”. Este vecino de Can Palet, que aprovecha su protesta para recoger firmas a favor de la ILP por la dación en pago, se queja de los millones de euros que el Gobierno ha dado a los bancos, “mientras que a los pobres nos cierran las puertas de cualquier ayuda”.

en estudio

Fuentes de Catalunya Caixa explican que están estudiando el caso de Elvis, pero que no pueden avanzar cuál será la solución que adopten. Desde la entidad insisten en que la dación en pago de la vivienda no está recogida legalmente ni tampoco en el contrato hipotecario firmado en su día con Elvis. Señalan que aplicar esta fórmula es “potestad” de la entidad bancaria y que se hace de manera “excepcional”.
Catalunya Caixa asegura que en el caso de Elvis se han tratado de buscar opciones “para ajustar la cuota a su capacidad de pago”, pero que “desde el principio, Elvis no ha tenido ninguna intención de buscar una solución que no fuese desentenderse de su obligación de pagar”. De momento, el expediente no ha entrado en proceso de ejecución hipotecaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada