martes, julio 03, 2012

Dos esferas, ocho caballos y una niña demostraron la fuerza del vacío

La recreación de experimento de Magdeburg fue un éxito

Noelia, una niña de 8 años y 25,5 kilos de peso consiguió lo que ocho briosos caballos, de quinientos kilos de peso cada uno, no habían conseguido antes: separar dos semiesferas que habían permanecido unidas contra todos los esfuerzos humanos y animales que le habían precedido.

No era la primera vez que se recreaba en el patio del Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNACTEC) el experimento  conocido como las esferas de Magdeburg (1648), que demuestran la fuerza del vacío y el efecto de la diferencia entre la presión atmosférica ambiental y la que se produce en el interior del artilugio al eliminar el aire, pero siguió atrayendo a un público numeroso y familiar que, en esta ocasión, desafió el descenso brusco de las temperaturas y una lluvia incipiente en la mañana del domingo de Festa Major.

como si fuera magia

Dos, cuatro y hasta seis hombres, y después ocho caballos tiraron con fuerza para separar dos semiesferas unidas simplemente por el hecho de haber creado el vacío en su interior. Después Noelia sólo tuvo que introducir un poco de aire y separar con cuidado lo que parecía unido por la magia para completar la demostración.

La empresa de acciones culturales Recrea, de Barcelona, que lleva doce años colaborando  con las actividades teatralizadas del mNACTEC, amenizaron y dirigieron la recreación histórica que contó con la colaboración de los caballos de la casa Falguera y con una máquina de vacío construida por la empresa Telstar, con sede en Terrassa.



El numeroso público que se dio cita en el patio del mNACTEC, unas doscientas personas, siguió con atención y curiosidad la evolución de la recreación histórica, sufrió con el resbalón de uno de los caballos a causa del suelo mojado del patio del museo y aplaudió con entusiasmo la conclusión del experimento. Se trataba de un público familiar entre el que los más pequeños evidenciaron su sorpresa por los efectos de la presión atmosférica en una esfera de metal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada