viernes, julio 06, 2012

Un 9, 4. Un nota excelente que ha convertido en Jaume Castells Ascaso (18 años) del Institut Can Jofresa

Mi pasión es la música y deseo ser intérprete

El alumno de Terrassa con el mejor resultado académico de la fase general de las PAU.   Jaume, muy contento, iniciará ahora  su formación superior en música en Barcelona, cumpliendo así su deseo de llegar a ser intérprete de una orquesta y de una formación de cámara.  Confiesa que ya ha superado el miedo escénico y que se le resisten Bach, Mozart y Beethoven.  

¿Contento con el resultado académico de las PAU?

Sí, mucho. En realidad me presenté a la selectividad animado por mis profesores del Instituto Can Jofresa porque yo quiero ser músico y para entrar en la ESMUC o en el Conservatori del Liceu no es necesario realizar estas pruebas. Pero seguí los consejos y el resultado ha sido muy bueno. Estoy muy contento, sobre todo porque ya tengo plaza en la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC)para iniciar mi carrera como músico.

¿Cómo se alcanza un 9,4? 

Con mucha constancia, organización y esfuerzo. Yo he compaginado siempre los estudios con la música y esto me ha obligado a organizarme muy bien. No es fruto de los últimos años sino desde que empecé la primaria en la Escola Ramon y Cajal.

¿Las pruebas en la ESMUC y del Conservatori del Liceu de Barcelona deben ser muy difíciles?
Sí, lo son porque hay muy pocas plazas. Me presenté a los exámenes de las dos escuelas profesionales y de momento he superado los de la ESMUC, que hacían referencia a teoría musical e interpretación. La ESMUC sólo ofertaba dos plazas para  flauta que es la especialidad que quiero estudiar. Nos presentamos 28 aspìrantes y he conseguido una de las dos plazas. Ahora estoy a la espera de los resultados del Liceu. Allí se convocaron sólo tres plazas de mi especialidad.

¿Cuándo decidió ser músico? 

A medida que he ido avanzando en mi formación musical. Mis padres me apuntaron a esta especialidad a los 4 años. Primero estudié en el Centre d’Estudis Musicals (CEM) y después, a los 8 años, entré  en la Escola Municipal de Música de Terrassa-Conservatori Professional, donde he finalizado este curso el grado medio. A lo largo de estos años, que son muchos, creció mi interés por la música hasta que decidí que quería dedicarme a ello de forma profesional y en especial al instrumento de la flauta travesera.  

¿Qué le atrae de la música? 

Todo. Me supone un gran esfuerzo pero me comporta muchas satisfacciones. Me siento muy cómodo en este mundo porque compartes muchas inquietudes con las personas que están a tu lado. No lo cambiaría por nada. Salir al escenario, tocar, sentir que compartes la música con el público...  

¿Ha superado el pánico escénico? 

Si, sí. Formo parte de la Banda del Conservatori de Terrassa y ahora, este verano, he sido seleccionado para la Jove Orquestra del Vallès y la Jove Orquesta de las Comarques Gironines. Esto está muy bien porque recibes formación y después  ofrecermos conciertos. En realidad me da más miedo examinarse frente a un tribunal presencial que salir al escenario porque el público no viene a juzgarte, de entrada, sino a disfrutar.

¿Qué compositores se le resisten?  

Bach, Mozart, Beethoven...

¿Cómo le gusta imaginar su futuro?

Pues... Me gustaría ser intérprete (miembro de una orquesta y de un grupo de cámara) y profesor de instrumento musical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada