miércoles, julio 11, 2012

Un coche perseguido por la policía arde tras estrellarse en la Dona

El hombre se golpeó contra un árbol para autolesionarse

El coche se estrelló en la rotonda de la Dona durante una persecución, y empezó a arder. Dos ocupantes del vehículo resultaron heridos, en principio de carácter leve, y el conductor dio positivo de alcoholemia. Luego, según la policía, se golpeó adrede la cabeza y los puños con un árbol, con el fin de causarse lesiones. Ocurrió el lunes de madrugada.

Eran las 3.50 cuando una dotación de la Policía Municipal comunicó a la central que andaba perssiguiendo un coche que se había dado a la fuga luego de rebasar varios semáforos en rojo. Corrían, el vehículo y la unidad policial, por la avenida de Jaume I. Al llegar a la plaza de la Dona, el coche se estrelló. Dentro iban tres personas:el conductor y dos ocupantes. Los agentes realizaron al conductor la prueba de alcoholemia estimativa. El resultado:0,33 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. El hombre fue trasladado a la Jefatura, como es habitual en estos casos, para realizar el test de precisión. El resultado:0,41 miligramos.

Los dos ocupantes estaban heridos. Cuando eran atendidos, del coche empezaron a surgir llamas. Los guardias llamaron a los bomberos (el parque está ubicado a pocos metros del lugar del accidente), pero unos agentes atacaron el fuego en primera instancia con extintores. Usaron los de tres dotaciones. Luego, dos unidades de Bombers acabaron de sofocar el fuego. Los dos heridos fueron evacuados al Hospital de Terrassa.

¿Yel conductor? En la Jefatura de la Policía Municipal. Según señalaron fuentes policiales, el hombre pidió salir un momento de la central, y nada más llegar a la calle intentó autolesionarse. Se golpeó la cabeza contra un árbol. También quiso lesionarse los puños. La policía tuvo que llamar a una ambulancia antes de instruir las diligencias penales.

no muy lejos

Unos cuarenta minutos después de acabada esa actuación la policía debió intervenir con otro conductor. Y no muy lejos. Una unidad interceptó en la carretera de Castellar un ciclomotor, pues circulaba de manera errática. Una vez cotejados los datos, los guardias supieron que el vehículo carecía de seguro y que su conductor, menor de edad, no disponía de ninguna licencia. Además, dio positivo de alcoholemia (0,39 miligramos). Su padre se hizo cargo de él.

El domingo, a eso de las 6.30 de la mañana, la policía paró un coche en la calle del Periodista Grané, en Egara. Su conductor parecía ebrio. En efecto, dio positivo en las pruebas (0,79 y 0,80), y fue denunciado;por la elevada tasa y porque, según la policía, orinó en la vía pública, Su acompañante también recibió denuncia por insultar a los agentes.

Unas horas antes la conductora de un automóvil fue denunciada por conducir bajo los efectos del alcohol (0,87 y 0,83 miligramos en los tests) en la calle de Tàrrega, en Les Arenes-La Grípia-Can Montllor. Un conductor dio positivo de alcoholemia (0,53 y 0,48) tras un accidente ocurrido el sábado de madrugada en la calle Ample. Una persona resultó herida y tres coches, dañados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada