miércoles, julio 11, 2012

Acusan a un hombre de violar a una prostituta en la carretera de Castellar

La víctima consiguió zafarse del agresor de un cabezazo, pero la agresión sexual ya había sido perpetrada. Un hombre está acusado de violar a una prostituta en un paraje próximo a la carretera de Castellar;de obligarla con un cuchillo a practicarle una felación, de intentar atemorizarla días después, de amenazarla. El Ministerio Fiscal pide que el acusado sea condenado a nueve años de prisión por un delito de violación, a una multa de novecientos euros por una falta de lesiones y a dos años de prisión por amenazas. Además, solicita que el reo pague a la víctima 12.200 euros.

Los hechos:a la 1.30 de la tarde del 3 de julio del 2010, un hombre se aproximó a la mujer, que ejercía la prostitución en el punto kilométrico 19,500 de la C-1415-a, la carretera de Castellar. Acordaron un servicio sexual a cambio de dinero. Según explica el fiscal, la prostituta subió al vehículo del inculpado, J. G. A., y ambos se colocaron en el asiento de atrás. Pero la relación dejó de ser consentida en el momento en que el acusado sacó un cuchillo de unos veinticinco centímetros de hoja. Según el Ministerio Público, el procesado dijo a la mujer “oye, putita de mierda, a mí me gusta el sexo gratis” y le espetó que le gustaba que le practicasen una felación “sin goma”.
Presuntamente, le puso el cuchillo en la nuca y la obligó a realizarle una felación.
Cada vez que ella se paraba, el acusado la intimidaba, señala el fiscal. “Puta de mierda, sigue, no ves que tengo el cuchillo en tu cuello, te lo voy a cortar”, le dijo, según la acusación. Cuando acabó, la chica intentó bajarse del coche, pero el individuo le gritó:“a dónde vas, putita, aún no he acabado contigo”. Ella propinó un cabezazo al hombre y se zafó de él.

amenazas

El segundo episodio tuvo lugar en la misma carretera. A las 7.20 de la tarde del 24 de julio, el procesado volvió a acercarse a la chica. Ella lo reconoció, agarró el teléfono móvil y le hizo dos fotografías. Yél, para darle miedo, la insultó y la amenazó. Le dijo, según el fiscal:“oye, puta de mierda, no hagas ninguna tontería que no he hecho nada, si haces algo vuelvo y te arranco la cabeza”.

La sección tercera de la Audiencia tiene previsto juzgar hoy el caso. El Ministerio Fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de violación, una falta de lesiones (la víctima sufrió eritemas en el cuello) y un delito de amenazas, y demanda una pena de nueve años de prisión por la violación, sesenta días de multa con cuota diaria de quince euros por la falta y dos años de prisión por las amenazas.
Además, reclama que el imputado no pueda acercarse a menos de mil metros de la mujer “por tiempo superior a cinco años de la pena de prisión” impuesta, y que pague a la víctima doscientos euros por las lesiones y doce mil “por daño moral derivado del delito contra su libertad sexual”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada