jueves, julio 12, 2012

El Can Boada confía en reflotarse con la hierba artificial

La operación de instalación de hierba artificial en el campo de fútbol del CF Can Boada ha entrado en su fase final. Ya se puede observar la nueva superficie de última generación que da un aspecto totalmente distinto al único equipamiento futbolístico de la ciudad, junto al de Les Fonts, que seguía siendo de tierra. El campo del Can Boada dispondrá de una superficie que acaba de salir al mercado de la empresa Desso y que el Real Madrid instala en su ciudad deportiva.

El alcalde de Terrassa, Pere Navarro, visitó ayer el equipamiento, acompañado del concejal de Deportes, Alfredo Vega; del presidente del CFCan Boada, Jordi Amador; la presidenta del distrito 5 Eva Herrero; y el presidente de la AVV Can Boada, Juan Alfonso Fagúndez. Esta obra se había dilatado en el tiempo por tratarse de un equipamiento de titularidad privada, lo que imposibilitaba al Ayuntamiento a realizar una inversión directa. Finalmente, se ha firmado un convenio de colaboración entre la administración municipal y el club para llevar adelante el proyecto. El presupuesto es de 275.000 euros, que financiará el Ayuntamiento a través de aportaciones de 55.000 euros anuales entre 2012 y 2016. El club ha actuado como promotor de la obra.

Jordi Amador, presidente del Can Boada, ha señalado que disponer de un campo de hierba artificial era fundamental para la viabilidad del club. “Este club estaba en la UVI y ahora tenemos la sensación de que nos han subido a planta”, señaló. “Damos un salto importante de calidad. No es lo mismo enseñar en un campo de tierra que en uno de hierba. Y tenemos la sensación de que vamos a recuperar a muchos de los niños que se fueron por las instalaciones. Nos faltaba la herramienta para hacerlo. Ahora la tenemos y depende de nosotros.”.
Los trabajos podrían acabar a finales del mes de julio. El proyecto también contempla la construcción de un sistema de riego y la adecuación de los entornos del terreno de juego. El Can Boada, por su parte, ha solicitado una ayuda de 25.000 euros a la Diputación para mejoras complementarias en los vestuarios. Además, el club tiene en fase de estudio la construcción de una pista de pádel.

proyecto de promoción

Esta actuación se inscribe dentro del proyecto de dinamización “Viu l’esport a Can Boada”, que se completa con actuaciones formativas para los técnicos y monitores del club y la concesión de ayudas a los jugadores con dificultades económicas. Además, se pretende fomentar las actividades sociales y un acercamiento a los centros docentes de la zona.

El alcalde Pere Navarro, destacó la importancia de haber encontrado una fórmula para ejecutar este proyecto. “Los beneficiados serán los niños y niñas del club y el barrio en general. Este campo estaba en una situación de desventaja en relación al resto y había que situarlo al mismo nivel.” Navarro recordó que con esta obra, el mapa del fútbol egarense ya es casi totalmente verde. “Muchas veces se ha querido dar el mensaje que poner hierba artificial en los campos de fútbol era malgastar el dinero. Y estamos viendo el beneficio que da a una amplia población infantil y juvenil. Ha sido una de las mejores inversiones.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada