jueves, julio 26, 2012

Unnim desaloja a la primera familia del bloque de La Cogullada

Hay otros cuatro pisos ocupados en la misma finca

Pasaban unos minutos de las ocho de la mañana de ayer, cuando agentes de los Mossos d’Esquadra (más de una decena según los afectados) y una comisión judicial acudieron al bloque de Unnim en La Cogullada para desalojar a Teresa y David.

De esta forma, la entidad bancaria ejecuta el primer desalojo de una de las cinco familias que residen de manera ilegal en el inmueble desde hace un año; cuatro de ellas con denuncia interpuesta en los juzgados por usurpación de la propiedad privada. La presión social ejercida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Terrassa consiguió paralizar el desalojo de Teresa Mendoza y David Ruiz, ambos de 38 años, el pasado 10 de julio, pero esta vez no tuvieron tiempo de reaccionar. Los juzgados establecieron entonces un periodo abierto para el desalojo, entre el 11 y el 31 de julio, que acabaron ejecutando ayer mismo.

A pesar de que algunos miembros de la PAH se personaron en la vivienda a primera hora, nada pudieron hacer para detener el lanzamiento, que se produjo en apenas 20 minutos, explica David. “Ni siquiera me dieron tiempo para recoger mis cosas. Sólo he podido sacar algo de ropa, la tele y dejar parte de la comida congelada en casa de una vecina. Pero todo lo demás, incluidos los muebles, sigue dentro del piso”, relataba ayer David, que se quejaba de falta de consideración de los juzgados ya que a su pareja, Teresa, la operan este mismo lunes y deberá permanecer en reposo durante un mes. Ambos tienen intención de acudir al juzgado para pedir que les dejen recoger las pertenencias que aún quedan en la vivienda, aunque tienen pocas esperanzas ya que el cerrajero que acompañaba a la comisión judicial colocó una placa metálica sobre la puerta para tapiar el acceso al piso.

“Esto demuestra, además, que Unnim no tiene intención de hacer nada con ese piso, ni venderlo, ni alquilarlo”, critica David.

próximos lanzamientos

Con unos ingresos de 426 euros al mes de la ayuda familia, la pareja tiene pocas esperanzas de encontrar un piso en alquiler. No saben dónde dormirán estos días. “Quizás podamos ir a casa de mis padres mientras Teresa se recupera, pero apenas tienen sitio para nosotros”. La PAH lo tiene claro: “Familia desalojada, familia realojada”. En el bloque de Unnim todavía residen otras cuatro familias; una de ellas conoció hace unos días que tiene orden de desalojo para el 21 de septiembre.

Desde la Plataforma esperan que prosperen los recursos presentados en  los juzgados por fraude procesal de Unnim. Sus abogados han entrado un escrito pidiendo al juez que obligue a la entidad bancaria a ejecutar el pacto de negociación al que llegaron  durante los distintos juicios celebrados en primavera, por el que la antigua caja de ahorros se compromete a negociar un alquiler social para las familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada