domingo, julio 22, 2012

Los contratos de alquiler crecen al ritmo que bajan los precios

Si hay un sector que está saliendo reforzado con esta crisis es el del alquiler de viviendas. Según los últimos datos de la Cambra de la Propietat Urbana de Terrassa i Comarca, durante el segundo trimestre del año se formalizaron 781 contratos de arrendamiento, lo que significa un 11,41% más que en el mismo periodo del año pasado. En paralelo, los precios mantienen la tendencia a la baja: entre abril y junio descendieron un 5,72% en relación a un año antes.


Para el secretario de la Cambra, el mercado de alquiler seguirá creciendo en los próximos meses: “No hemos tocado techo en cuanto a número de contratos ni suelo en cuanto a precios”, afirma Joan Planas. Los datos de la entidad, que reflejan los contratos intervenidos por ellos, reflejan cómo sigue creciendo el interés por arrendar: entre abril y junio los acuerdos aumentaron un 11,41% respecto al segundo trimestre de 2011 (cuando se formalizaron 861 expedientes) y un 10,31% respecto al primer trimestre de este año (cuando hubo 708 operaciones).

La delicada situación económica que atraviesa el país y las elevadas tasas de paro propician el crecimiento del mercado de alquiler. “La gente continúa necesitando vivienda pero no se atreve a comprar y opta por alquilar”, afirma Planas.

La enorme cantidad de pisos vacíos, fruto de la abundante actividad constructiva que vivió la ciudad en los años de bonanza económica, favorece el descenso de precios. En el segundo trimestre, el precio de los alquileres cayó un 5,72% en comparación con el mismo periodo de 2011 y un 0,34% en relación a los tres primeros meses de este año. El precio medio se sitúa ahora en los 495 euros al mes, una cantidad que Planas pronostica que seguirá descendiendo: “A principios del próximo año es probable que el precio baje a los 450 euros mensuales. En términos generales nos espera un 2013 peor que el 2012. No parece que la economía vaya a mejorar ni tampoco que se vaya a reducir el paro”, pronostica el secretario de la Cambra.

repunte de precios en les arenes

Precisamente, la crisis económica, explica Planas, ha rebajado las exigencias de los propietarios. “Ahora apenas se piden avales porque el arrendador sabe que cuantas más condiciones ponga para alquilar, más está restringiendo el abanico de inquilinos”. El factor que más valora el propietario es “la estabilidad en el pago del arrendatario”. Si encuentra a un buen pagador, comenta Planas, está dispuesto a bajar el precio del alquiler.   

El descenso de las rentas medias varía en función de las zonas. Les Fonts-Can Parellada es el sector donde más bajan los precios (-16,40%), seguido de Can Palet-Segle XX (-11,07%). La única zona donde el precio del alquiler ha subido, en concreto un 2,02%, es la formada por Les Arenes-Torre-sana- La Grípia. El Centre sigue siendo el barrio con los valores más altos (581 euros/mes), seguido de Sant Pere Nord-Can Tusell-Egara-Can Boada (516 euros/mes) y Sant Pere-Bon Aire-Can Roca (507 euros/mes).

El mercado de los locales también ha experimentado una evolución positiva en el segundo trimestre, cuando se firmaron 197 contratos, un 20,12% más que en el segundo trimestre del año anterior y un 23% en relación a los tres primeros meses de 2012. En este caso, Planas es cauto a la hora de valorar los datos: “Creo que las cifras no marcan una tendencia. El número de contratos es inferior al de las viviendas y las tipologías de locales son muy diversas”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada