martes, julio 24, 2012

Los vecinos paran el primer desahucio en Can Trias



Eran poco más de las doce de mediodía cuando una patrulla de Mossos d’Esquadra se personó en el número 7 de la calle del Pintor Sorolla, en la zona residencial de Can Trias. Allí viven (hasta nuevo aviso) Alfredo y Montse, una pareja sobre la que pende la amenaza del desahucio desde abril. Su entidad bancaria (Bankia) les había enviado una orden de desahucio para la que solicitaron una demora. Alfredo y Montse tienen dos hijos (de 11 y 15 años)y pidieron que se retrasase la sentencia hasta que los pequeños hubiesen acabado el curso escolar. 



El plazo concluía ayer, y tal y como estaba previsto, los agentes policiales acudieron al piso. Allí esperaban cerca de doscientas personas, con carteles, megáfonos, bocinas y banderas, para intentar evitar el primero de los desalojos practicados en Viladecavalls.

Bajo un sol de justicia, los manifestantes de todas las edades (desde recién nacidos portados por sus madres hasta un ex policía en silla de ruedas, de 101 años, que quiso estar en primera línea de las protestas), los presentes gritaban consignas en contra de la banca, del gobierno y de los procesos de desahucios. Para mitigar los efectos de la canícula, la Asociación de Vecinos había dispuesto una carpa y botellas de agua para evitar la deshidratación.

El Ayuntamiento hizo lo propio y también aportó bebidas para los manifestantes.

PROTESTAS Y PANCARTAS

La consigna era clara: “Nada de violencia, nada de amenazas ni insultos; tan sólo la presencia ciudadana les debe hacer desistir”. Eran directrices, tanto de la Asociación de Vecinos de Can Trias (una de las principales impulsoras de la protesta) como de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que es la que se ha encargado de organizar, en cierto modo, este tipo de acto de protesta, tal y como se realiza en otros municipios.

Alfredo Aliu, el afectado, cocinero de profesión y en paro después de haber cerrado su negocio, reconoce que lleva más de dos años sin pagar la hipoteca, y que ha solicitado a su entidad bancaria la condonación de la deuda. La dación en pago ya resulta imposible, dado que el inmueble en el que aún residen ya ha sido subastado. Tanto él como fuentes de la PAH explicaban que “existe un compromiso verbal para esa condonación, pero no queremos palabras, sino documentos que lo aseguren”.

No obstante, el único documento que debía aparecer por Can Trias ayer por la mañana era una orden de desahucio que al final nunca llegó a su destinatario. Después de que los Mossos d’Esquadra abandonaran la calle (sin mayores incidentes, puesto que los manifestantes se limitaron a posicionarse en la puerta del piso, con las manos en alto, y los agentes no se bajaron del coche), la concurrencia esperaba que apareciese algún agente judicial para, o bien hacer efectivo el lanzamiento, o bien entregar en mano la orden de desalojo domiciliario.

En torno a la una de la tarde, un coche (en el que presuntamente viajaban agentes judiciales)pasó por la puerta, se detuvo (ante los abucheos de los manifestantes) y reprendió la marcha de inmediato. Oficiosamente, el desalojo estaba parado y los manifestantes habían logrado su propósito.

La confirmación oficial no llegó hasta cerca de las dos. Es la hora límite que se suele establecer en este tipo de procesos, al ser la hora en la que cierra el juzgado. Sin embargo, el alcalde Carles Rodríguez avanzó la noticia y comunicó a los afectados que había hablado con Mossos d’Esquadra, desde donde le confirmaron que, por el momento, no se retomaría el desahucio. Aplausos, vítores, abrazos a los afectados, y vuelta a casa.

¿HASTA SEPTIEMBRE?

Concluida la tensa mañana, afectados y vecinos hacían sus cábalas sobre el desarrollo del resto del proceso. Alfredo Aliu explicaba que “mañana (por hoy) acudiré al juzgado para que me den la notificación y me impongan una nueva fecha para el lanzamiento”. Desde la PAH explicaban que es posible que el caso quede en “stand by” hasta septiembre, puesto no es costumbre concretar desalojos en agosto. “Ahora sólo queda esperar”, concluyó Alfredo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada