lunes, agosto 06, 2012

Miquel Escuder El genio que inventó la máquina de coser en España

El industrial Miquel Escuder i Castellà.
 

Dicen que lo que realmente quería era construir locomotoras. Finalmente llegó a ser un genio de la mecánica, pero no pudo cumplir su sueño. Los motores no tenían secretos para él, y creó sus propios modelos de máquinas de coser, las primeras de fabricación española. En plena Barceloneta, donde tuvo sus talleres, tiene una calle que le recuerda


 Es un terrassense prácticamente desconocido. De hecho, su impresionante trayectoria profesional la desarrolló fundamentalmente en Barcelona, en cuyo barrio de la Barceloneta tiene una calle con su nombre, entre la plaza del Poeta Boscà y la calle delMar. Miquel Escuder fue todo un personaje y un auténtico genio de la mecánica. Dicen que lo que verdaderamente quería era fabricar locomotoras. Pero lo que realmente construyó, y lo hizo demaravilla, fueron máquinas de coser, las primeras de España, un invento que acababa de introducir la norteamericana Singer. Miquel Escuder i Castellà nació en nuestra ciudad el 9 de abril de 1835 y su padre ya era industrial mecánico. A los 13 años fue a Barcelona a estudiar y más tarde entró en los talleres de La Maquinista Terrestre y Marítima. Su gran talento, sus innegables dotes para todo tipo de actividad relacionada con lamecánica, hizo que en 1862 se estableciera por su cuenta en la calle Sant Ferran, 54 y en esas naves industriales empezó a construir las primeras máquinas de coser “Escuder” y “Aurora”. Para esa primera máquina de coser que construyó, se basó en la norteamericanaWheeler y la mejoró. Su modelo estrella fue la “Aurora”. Conxa Bayó, en un artículo en la revistaTerme del Centre d’Estudis Històrics de Terrassa, nos señala que “era una màquina de luxe. La base és de ferro colat, amb peus molt treballats i decorats; la màquina situada damunt d’aquesta base era de les anomenades de bobina plana. Per fer la puntada s’havia demoure el teixit d’esquerra a dreta i no pas de davant cap endarrere, com ho van fer les posteriors.També d’havia d’impulsar amb el peu, ja que no disposava de volantmanual. La màquina estava decoradaambcalcomania daurada i, damunt de la taula, disposava d’un moble amb calaixos, adornats ambun petitpomde vidre.Cal fer esment de la singularitat del peu de la màquina: tenia els dos peus també treballats, en forma de motlle, i en cosir s’hi recolzaven fent un moviment de balancí”.
Máquina de coser Aurora

 

 

SÍMBOLOS LOCALES

Escuder realizó máquinas de coser industriales y domésticas, y en uno de sus modelos incorpora en los laterales, en hierro, su nombre junto al de “Tarrasa” y una representación de la Torre del Palau.
 Pero Miquel Escuder tuvo otras dos facetas remarcables. Una de ellas es que además de las máquinas de coser fabricó motores tanto de gas como de electricidad, algunos destinados para
ascensores, además de aportar sus conocimientos en la creación de maquinaria para la aplicación en sectores como la ebanistería. La otra faceta es la de que supo publicitar perfectamente lo que fabricaba y vendía. Lo explica Baltasar Ragón en su libro “Terrassencs del mil vuitcents”: “Un any, per Carnaval, féu aparèixer a la cavalcada de Barcelona un canó del calibre de trenta centímetros que, a favor de l’aire comprimit, llençava enlaire prospectes i ninots de paper del tamany d’un home”.Y añade otro ejemplo: “L’any 1888, en Miquel Escuder construí una grandiosa bola del món, que constantment rodolava de l’estand que tenia muntat a l’ExposicióUniversal”.

Y CONSTRUYÓ BICICLETAS

Ragón nos explica, que en sus últimos tiempos Escuder construyó bicicletas y accesorios eléctricos. Y una última curiosidad sobre este genio terrassense: “va col.locar en el port de Barcelona un aparell del seu invent, que servia per a treure del mar les barques dels pescadors, en substitució de les parelles de bous que s’utilitzaven”, nos especifica Baltasar Ragón. En Terrassa, Escuder había tenido una tienda de máquinas de coser en donde hoy se halla el Arxiu Tobella, y unos años más tarde en la calle de Sant Pere. Escuder murió el 21 de noviembre de 1908 y cabe añadir que sus máquinas de coser, con el paso de los años, se han convertido enmuyapreciadas. Pueden admirarse, por ejemplo, en el Museu de la Tècnica de l’Empordà situado en la calle Fossos, 12 de Figueres. Como curiosidad valga añadir que en el incendio que se produjo en el pabellón de los Descubrimientos de la ExposiciónUniversal de Sevilla, en el año 1992, se perdieron varios objetos cedidos por el Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica de Catalunya. Pues bien, de entre todo este material que se perdió, lasmáquinas de coser Escuder fue prácticamente lo que tenía unmayor valor.


TEXTO: JOSEP MARIA RIERA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada