miércoles, agosto 08, 2012

Memorias del único egarense en Londres' 48

El egarense Pere Gasset, junto a su esposa Núria, con un stick de hockey de los que se usaban en su época.

Recién casado con su esposa Núria, volvía de la luna de miel y sus compañeros de selección ya le esperaban con impaciencia. Se disponían a emprender un viaje inolvidable; la cita olímpica de Londres’48 se dislumbraba en el horizonte. El hockey español, que ya había participado en Amsterdam’28, disputaba unos JuegosOlímpicos por segunda vez en su historia y el egarense Pere Gasset tomó parte de esa expedición. Fue el tercer deportista terrassense en participar en un torneo olímpico, el más antiguo de los que siguen con vida. En la actualidad, a sus 88 años, Pere Gasset tiene dificultades para recordar y expresarse con claridad. Sin embargo, el recuerdo de los JuegosOlímpicos de 1948 permanece muy vivo en su memoria. La ceremonia inaugural, celebrada en el mítico estadio de Wembley -que se adaptó especialmente para la ocasión con una capacidad de 85.000 espectadores-, causó un gran impacto en la experiencia de un joven jugador que acababa de cumplir los 24 años. Gasset rememora aquel soleado 29 de julio con el soporte visual de unas fotografías históricas y recuerda la ilusión con la que vivió una apertura que define como
“muy emocionante”. Y es que aquellos Juegos de Londres’ 48 pasaron a la historia por ser la primera celebración olímpica tras el parón de doce años provocado por el estallido de la Segunda GuerraMundial. Desde los Juegos de Berlín, en 1936, el conflicto bélico había obligado a suspender dos citas olímpicas y la de la capital inglesa se celebró bajo un clima de austeridad económica debido a la postguerra. Pese a que ni Alemania ni Japón fueron invitados, por sus roles agresores en el conflicto internacional, la participación de los Juegos de Londres’48 alcanzó una cifra récord hasta esemomento, con 59 países representados por 4.104 deportistas (3.714 hombres y 390 mujeres).

ROYES TAMBIÉN PUDO IR

El egarense Pere Gasset, que en aquellos años destacaba por su talento como delantero del CDTerrassa, tuvo el privilegio de estar entre los elegidos para participar con la selección española
de hockey. Fue el único representante de nuestra ciudad en acudir a aquel histórico evento deportivo, aunque había otro jugador terrassense que también había sido seleccionado. Manel Royes (tío del que posteriormente fuera el alcalde de Terrassa) también fue convocado en la lista del seleccionador Javier Arbide, aunque acabó declinando su participación alegando motivos personales.Una decisión que conllevó una severa sanción para el defensa del CD Terrassa. Los órganos federativos españoles aplicaron un año de suspensión a Royes por negarse a acudir a la cita con la selección, privándole de jugar a hockey durante la siguiente campaña. Tampoco lo tuvo fácil Pere Gasset para poder acudir finalmente a la cita británica. El delantero egarense trabajaba por aquel entonces en la fábrica de Tintes y Acabados Guardiola, que estaba ubicada en calle de Sant Antoni. La empresa terrassense se opuso inicialmente a darle el permiso para viajar a Londres pero, al final, las presiones realizadas por la directiva de su club permitieron a Gasset cumplir el sueño olímpico.

La Delegación Española desfilando por el estadio de Wembley en las Olipiadas de Londres' 48

PREFERENCIAS DEL SELECCIONADOR

Pere Gasset recuerda otros terrassenses que también merecieron formar parte de aquel combinado nacional. El CDTerrassa, que en la década de los 40 se había alzado con cinco títulos delCampeonato de España -Copa del Generalísimo, disponía de grandes jugadores en aquella época. Sin embargo, las preferencias (e influencias) del seleccionador español Javier Arbide por los jugadores del Club de Campo madrileño, impidieron que nuestra ciudad aportara a más integrantes en aquella expedición olímpica. A pesar de que su avanzada edad apenas le permite responder más que afrimaciones o negaciones, PereGasset recuerda aún a la perfección algunos de los nombres de los jugadores seleccionables. Entre sus compañeros del CD Terrassa, destaca a Joan Solé, que ya había sido internacional en varias ocasiones, y a Urzanqui, a quien define como uno de los mejores porteros que ha visto jamás. En su pesar queda el hecho de no haber podido contar en Londres con un equipomás competitivo. Los españoles quedaronúltimos de la liguilla preliminar al empatar con Austria (1-1) y caer derrotados ante India (0-2), que acabaría venciendo el torneo, y Argentina (2-3). Y es que al ser preguntado por cómo jugó el combinado español en la competición olímpica de Londres’48, Pere Gasset expresa: “Molt malament!”, de formaresignada. Más rotundo y exaltado, si cabe, semuestra cuando se le cuestiona sobre el número de goles que anotó en los Juegos. Ante esta pregunta, el delantero terrassense exclamaun“ cap ni un!”, con un grito enérgico que quizás las otras habitaciones de la Llar Residencial de Sant Llàtzer pudieron llegar a oir. En aquella cita olímpica, la selección española firmó una pobre actuación. El equipo lo formaban, entre otros, el portero del RC Polo Martí Solé y su compañero de equipo RicardoCabot. Gasset también recuerda a los tres hermanos Jardón, del Club de Campo, de los cuales “el más bueno”, especifica, cayó lesionado y no pudo disputar la competición. Un torneo, el de Londres’48, en el que España pagó muy cara su falta de experiencia en unos Juegos Olímpicos.

Pere Gaaset agachado a la derecha, disputando la final de los Juegos del Mediterráneo ante Egipto donde acabaría ganando la medalla de oro

SEGUNDA EXPERIENCIA OLÍMPICA

Sólo en una ocasión anterior, veinte años atrás, el combinado estatal de hockey había tomado parte de una cita olímpica. En Amsterdam’28, Terrassa ya aportó a sus dos primeros representantes, los también jugadores de hockey Francesc Argemí y Francesc Roig, ambos ya fallecidos. El tercer deportista egarense en participar en unos Juegos, Pere Gasset, recuerda de Roig y Argemí que “eran mucho más buenos que yo”, en una muestra de su carácter humilde. Los que lo conocen bien o han oído hablar de él, definen a Gasset como un delantero con temperamento, muy luchador, de aquellos que no dan ni una sola bola por perdida. Su aportación
goleadora permitió al CDTerrassa atravesar una de las etapas más gloriosas de su historia, al vencer cinco Campeonatos de España en los años 40. A parte, con la selección española, Gasset se colgó la medalla de oro al proclamarse campeón de los Juegos del Mediterráneo disputados en Barcelona en el año 1955. Además, entre muchos otros títulos que completan su extraordinario palmarés, PereGasset posee la Medalla alMéritoDeportivo, la máxima condecoración entregada por la Delegación Nacional de Deportes. Es el currículum acumulado a lo largo de la extensa trayectoria deportiva de un jugador de hockey que siguió marcando goles hasta los sesenta años de edad, con los veteranos del CDTerrassa. Su instinto innato le dotó para anotar dianas de todo tipo. Y es que, con la antigua normativa, se permitía elevar la bola sin castigar la acción como juego peligroso. Así, Pere Gasset se convirtió en un auténtico especialista en empalmar la pelota mediante remates aéreos. Con un estilo singular, Gasset disputaba sus encuentros vistiendo con los calcetines a la altura del tobillo y sin protecciones en las espinillas, demostrando la valentía de un atacante voraz. Su afición por el deporte del stick fue retomada por sus descendientes, aunque puede que no heredaran el mismo nivel de habilidad.Tras una carrera deportiva plagada de éxitos, ahora, Pere Gasset ya está mayor. Quién sabe si su pequeño bisnieto Roc será su futuro sucesor.

Ramon Vilajosana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada